Lava ardiente

Lava ardiente ¿No sabe si su niño sabe cómo levantar los pies mientras anda en bicicleta? ¡Que sea como un juego! ¡Simulen que hay charcos de lava ardiente alrededor y no quieren quemarse los pies! Cuando usted diga: “Uno, dos, tres… ¡El piso es lava!”, su niño levantará los pies al andar. Esto estimula la imaginación y ayuda a desarrollar destrezas de equilibrio.